Relato de un amor frustrado

A Brenda Rendón

Tú cabello suelto al aire, tu mirada hacia el cielo; parecías feliz pero, ¿de qué?

Comenzaste a despojarte de tu ropa hasta quedar completamente desnuda. Permitiste que el aire caliente acariciara tu suave cuerpo, que palpara tus pequeños senos y robara el frágil aroma de tu sexo. Retrocediste un par de pasos para luego correr hacía el final del precipicio y lanzarte a volar. Cerraste los ojos, te dejaste guiar por la dirección del viento y cada cierto tiempo salían de ti pequeños suspiros, sí, definitivamente estabas feliz.

Después, desciendes lentamente y tocas tierra, cubres tu cuerpo semimaduro de la mirada carnal, parpadeas dos veces…

Abro los ojos, parpadeo dos veces.

1 comentario en “Relato de un amor frustrado”

  1. Pingback: La gran obra que dejó Juan Rulfo – Café con Letras (nombre en remodelación)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.