5,4,3…

Por: Shiro Jäger

— Cinco.

Con las manos temblorosas rebusco por las bolsas de mis pantalones.

— Cuatro.

Lanzo mi celular, cartera y llaves.

— Tres.

Me quitó los zapatos y el suéter gris de lana.

— Dos.

Empiezo a llorar, estoy desesperada.

— Uno.

Doy media vuelta y corro lo más rápido posible.

— Cero.

¡Bam!
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s