Cuando un pichón se fuga

Los recuerdos de aquel gran árbol aún son nítidos. Esperaba el pequeño pichón a bajar usando sus propias alas. Este enorme y magnífico árbol sería conocido por todas las aves del mundo, tarde o temprano.  Pero sólo podían vivir en él los pájaros más especiales, aquellos que no pertenecían a la tierra y no podían volar por sus cielos. Y entre la frondosa copa, en … Continúa leyendo Cuando un pichón se fuga