El diario de Voynich (tercera parte)

Aquí puedes leer la primera parte: El Diario Voynich (primera parte); y la segunda parte: El diario de Voynich (segunda parte)


Por Jorge Vargas*

V. Últimas horas

Hola, antes que nada tengo que presentarme para poder escribir en este cuaderno que posee historia, marcas de guerra, es en efecto muy interesante, respeto las memorias de las personas que plasmaron sus últimas horas en algunas cuantas páginas, creo que es mi deber decir que estamos a 5 horas de año y siglo nuevo, las creencias en la cultura de donde vengo son: nuevo año es una oportunidad para un nuevo comienzo y generalmente se despide de una manera positiva, si bien el mundo es un caos nunca se debe de perder el positivismo de igual manera no puedo darme el lujo de albergar odio ya que moriría, será lo que tenga preparado para mí el destino por desgracia he quedado solo desde las últimas 20 horas sólo cargo con poca comida, agua y recuerdos para llevar a mis amigos y familia conmigo, esté como esté el mundo creo que aún quedan valores y personas muy humanas, somos aquella llama de fuego que mantiene vivo al mundo, así como nuestra existencia es pasajera en el mundo así lo soy para este diario, es cierto, es un gran amigo, te escucha aunque no pueda ayudarte, mi camino debe continuar.

VI. Hora cero

Hola, continuaré la tradición de un saludo pero escribiré con pocas palabras ya que quedan apenas una o dos páginas a este cuaderno que he encontrado, alberga la vida de personas, espero no ser de aquellos que murieron relatando sus últimas horas, estoy armado con una pistola de bengalas pero sólo para alguna emergencia, se supone hay un gas libre el cual mata a todo aquel que alberga odio, ira y demás sentimientos tan negativos pero yo creo que esto es algo más que eso, no puede ocurrir, es ilógico ya que todos albergamos tanto sentimientos buenos como malos, no sé qué sea pero no es un arma que mata a los malos, eso es de las películas de antaño, en la actualidad se busca el control pero al leer esto ya no sé quién es el bueno y quién el malo, faltan 2 horas para el año nuevo y con esto no sé qué vendrá después, estoy asustado, siento que no habrá más vida humana.
He encontrado un grupo de soldados que ha llegado a la costa, estamos apenas a 1 hora del año nuevo, no sé qué harán aquí pero definitivamente no es bueno, no lo es, estoy seguro que me atraparán porque traen armas de todo tipo, sean quienes sean ellos son los más poderosos porque cuentan con aquello que supuestamente ya no serviría.
Han lanzado una especie de sensor, me han visto, aquí termina mi historia, fue un placer leer y escribir aquí…


Te recomendamos leer: Recorrido del labial


 

VII. Año nuevo

Muy interesantes las historias antes escritas, tanta información, tanta visión, tantos sentimientos, no es para más en una guerra que hemos forjado bajo el efecto placebo, nosotros somos quienes realmente saboteamos la bomba de las potencias mundiales movimos los hilos para que ciertas personas creyeran que eran los altos mandos, para que se creyeran que existía un gas que mataba el odio, el poder de la mente es tan grande que puede terminar con una guerra, estamos a no más de 30 minutos para el año nuevo, la raza mejorará no por quienes la querían dominar sino por aquellos que siempre buscaron a sus familias y mantenían su cabeza cuerda, la misión ha sido exitosa, empezaremos desde cero pero será seguro y eficaz, hemos aprendido de los errores que se cometieron en siglos pasados, ahora con los sensores que hemos puesto en todo el mundo todo aparato eléctrico quedará obsoleto y el calendario empezará de nuevo, los días y las noches se medirán distinto, los nuevos continentes serán lo que se tenga que descubrir en la nueva historia, la filosofía será renacida y todo empezará desde cero, en algunos minutos se liberará una sustancia que terminará con la memoria de todos incluyéndonos a nosotros, seremos primitivos en esta nuestra Tierra que está en pañales, la flora y fauna está renaciendo, me alegra haber podido ser testigo del cambio verdadero aunque extrañaré la tecnología.
La cuenta regresiva ha empezado, adiós mundo antiguo, espero algún día esto pueda ser descifrado, pondré como título a este diario: “El Diario Voynich” en alusión a un viejo manuscrito, este tampoco será descifrado hasta que la lengua se extienda por el mundo y se tenga la curiosidad por traducir, hasta muchos siglos después…

Epilogo

Es el año 3700, hace mil años que se escribió este diario y hace un par de siglos que se encontró pero se acordó desvelar la información hasta este año para conmemorar el milenio, de igual manera nos tomó bastante tiempo descifrarlo, los padres fundadores ahora veo que no fueron dioses sino aquellos que buscaron el bien para la humanidad, me alegra saber que sus obras siguen en píe y el hombre ha progresado muchísimo, muchas cosas tecnológicas que se mencionaron antes han resurgido y se han usado responsablemente, pronto comenzaremos a explorar más galaxias en busca de más vida inteligente aunque los planeta que hemos visitado nos han llamado “extraterrestres u ovnis” aunque no sabemos por qué si sólo buscamos que su vida sea como la nuestra, en paz sin embargo no descansaremos hasta lograr ese cambio en ellos, firmo esto para despedirme y mantener bloqueado el diario, hasta que alguien por azares del destino lo encuentre de nuevo en un planeta distinto, allá donde moran los seres irracionales sumergidos en ambición y guerra.
VADHOMU


22657326_1641815889203824_667646501_n*Jorge Vargas (17 años). Estudiante de preparatoria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s