Puebla: espejo irrisorio| Cuatro relatos

Sesos Ver Los Simpson es un placer al que recurro cuando como, porque hay que alimentar al alma y esta no sólo se llena con arte (literatura y cine son los principales en mi caso), también es necesario darle otras cosas más ligeras, algo así con el postre: exquisito pero no elemental. Acabo de ver el capítulo en el que por un descuido de Bart … Continúa leyendo Puebla: espejo irrisorio| Cuatro relatos