Paradise Lost | Tres poemas

Caterina Camastra*
La selección forma parte del poemario inédito Amapolas.

Vértigo de caracol

Cuánto berrinche hace el cielo
que al horizonte le abruma,
la arena arranca a la espuma
cada granito de suelo,
relampaguea el desvelo,
duerme lejana la aurora,
las olas golpean la eslora
de un barquito de papel,
se arremolina la piel
por la nostalgia que aflora.

Paradise Lost

Si me dices infame
lo llevaré
como epigrama en escudo de armas.
Soy Lilith hasta el fondo del espejo
y me han corrido ya del paraíso.
No miento porque no lo necesito.
La historia la conoces.
Y no te asombres
si tus palabras las tomaré de reto,
de cuentas de collar,
y haré con tu desprecio un amuleto
o una vela blanca
o tan siquiera un remo.
Que la fortuna,
ella también, 
es de quien la trabaja
y la navega.
 
Y es igual si vuelas,
me encargó el cielo de que te dijera.

Octavas para declarar la guerra

 No me oirá nunca más hablarle en prosa, 
sin embargo, nomás tenga ocasión,
que se espere sablazos de furiosa
daga (de frente, no será a traición),
puesta en escena que lucirá airosa,
vuestra merced conoce la razón:
piénselo bien, afílese el denuedo,
vine con tirria, no vine con miedo.
 
No crea que aminora mi desprecio
ni un ápice, una coma, una migaja,
vuestra merced es un bellaco necio
como entre redondillas lo desgaja
la santa mía patrona en verso recio,
la santa que me presta la navaja:
se lo ha ganado, chico, y no asonanto,
en octavas reales se lo canto.
 
Si quiso hacer despojos de mi amor,
páreseme de frente al arma blanca.
Sé que es mucho pedir duelo de honor
ante un villano que se desbarranca,
lebroncillo sin temple ni valor
que llora golpes antes de ver tranca.
Ante reto que le acorrala asedio,
ante guantazo, no tendrá remedio.
 
Se despereza Medusa en mi cabello,
Artemis llameando en mi pupila,
traigo grabado en el escudo el sello
de la lanza con que Atenea destila
guerra, de las Erinias el resuello
suena, retumba, aúlla y aniquila.
Me despido y una advertencia encajo:
al filo de la rima vendrá el tajo.

CC. Retrato de la autora.

*Caterina Camastra (Brescia, Italia, 1976). Lingüista, traductora, escritora, docente e investigadora interesada en la historia del teatro novohispano, la poesía tradicional, la literatura comparada, los cruces de géneros y discursos. Vagamundo por vocación, académica por pretexto, Caterina es miembro de la Unidad de Investigación sobre Representaciones Culturales y Sociales (Universidad Nacional Autónoma de México). Fundadora de la Novísima Compañía de Teatro Popular Novohispano “Los Falconi”. Ha publicado dos libros con Ediciones El Naranjo (México), numerosos artículos de investigación en revistas internacionales, y una serie de caligrafías árabes ilustrando “Quinteto de Mogador” de Alberto Ruy Sánchez (Alfaguara, 2015). Es además ganadora del premio “Más allá del silencio” (mejor autora no cubana) en el concurso Décima al Filo 2019 (Cuba).

Un comentario en “Paradise Lost | Tres poemas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s