Sonetos paródicos

CC0 Imagen: pixabay.com

Emmanuel De los Robles nos comparte dos sonetos que parodian momentos de nuestra historia.

Emmanuel De los Robles*

No me mueve mi dios para quererte desmentir el heliocentrismo

No me mueve tu dios el sol entero,
ni el cielo que te tiene prometido,
ni el cosmos abismal desconocido
para dar su poder por verdadero.
 
Muéveme el encontrarme prisionero,
de frente al Santo Oficio tan temido,
muéveme el miedo a hallarme malherido,
igual que la condena a la que espero.
 
Muéveme a declarar de tal manera
que desmienta mi vida, mi trabajo
y lo que el ojo mismo en sí compruebe.
 
No me tienen que amenazar siquiera
saldré del tribunal tan cabizbajo
susurrando «No obstante que se mueve»

El cuervo cucú

No quiero que el cucú me insista la hora,
quiero que su engranaje esté atascado,
sujetando en el péndulo el pasado
cuando igual el presente no mejora.
 
Con toda su crueldad devastadora,
a la hora en punto, el pájaro endiablado,
de aquellas puertas de álamo labrado
emergerá como ave predadora.
 
La puerta del reloj siempre me espera
para hacerte salir con mis dolores
y que a mi muerte se acorte la distancia.
 
Profeta, ser maligno de colores,
tú, pájaro o demonio de madera,
nunca más me recuerdes mi desgracia.

*Emmanuel De los Robles. (Texcoco, Estado de México. 1991) Estudia Letras Hispánicas en la Universidad Autónoma Metropolitana. Se considera a sí mismo como un poeta barroco, es entusiasta de las aves, los dinosaurios, la ciencia ficción y la fantasía épica. Es autor del poemario Con Unos y con Ceros (Sediento, 2014). Ha publicado en cerca de media docena de revistas literarias.

Instagram: @elbardobastardo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.