Foto: CC Ximena I. González Jácome

Desconfianza al Déjà Vu

Ivonne Aguilera. Foto: CC Ximena I. González Jácome

Tres poemas que encierran recuerdos y dolor.

Ivonne Aguilera*
Último deseo
Tengo ganas de hablar con alguien
que la luz esté apagada
y solo esté una polilla
revoloteando en la habitación,
tener la creencia que al ver una moriremos.
 
Quiero contar un secreto
de la primera vez que me caí
donde me abandonaron en aquella banqueta
y rota sonriendo llegué a mi casa
para la conformidad de mis padres.
 
Si por alguna razón,
hubiera cierta afinidad con aquella persona
tal vez, después de contar algo bochornoso
podría sellar ese secreto con un beso.
 
Pero me saldría del tema en la oscuridad
mejor no,
mejor solo le tomo la mano
y nos ahogamos en carcajadas.
 
Prendo la luz
para dejar que las cobijas
den su oscuridad natural.
 
Debajo de ellas
podríamos hablar de la ansiedad
y de cómo nos atormenta.
 
Podrías suprimir el deseo de tocarme
podríamos mirarnos y llorar,
pegar un grito,
jalar el gatillo de la almohada
y dormir abrazados.

Desconfianza al Déjà Vu

Entre más alboroto sienta
que sobrepasa todo mi interior
 en el grávido peso
de esta soledad
y una muerte pulsante
que aniquila raras veces
a una razón enternecida.
 
Se conservan entre tantos sonidos
algunas desazones
que giran en torno
de lo que será mi cuerpo.
 
Lo fugaz toma una forma
incesante de la vida pasada,
pero no volveré a estar en aquella
estación tórrida.
Entre un sentir
de un devaneo y otro,
congelo pura e irradiante
mi incredulidad de fe.

Foto: CC Ximena I. González Jácome
Foto: CC Ximena I. González Jácome
Pendientes
Me balanceo por el llano cretino
que embalada en el ruido
de las espigas armoniosas
con aquel viento furioso
que odia a los transeúntes
cansados y somnolientos.
 
Anidando su hastío
en las comisuras de su boca
dando pequeños sorbos
a la botella de agua
para que dure en su viaje
haciendo distinciones
entre aquellos soles
que en conjunto
muestran una cara de la vida
atiborrada de frenéticos pensamientos
que muestran
aún más la fatiga de quien
baja aquel llano.
 
Y se acuesta pensando
en cómo evadir todo el peso
de la mochila,
los pendientes de mañana
en su cotidianidad.

*Ivonne Aguilera. Tengo 27 años y nací en Chihuahua, México el 12 de mayo de 1993. Actualmente estoy por cursar el 8vo semestre de la licenciatura en Letras Españolas en la Universidad Autónoma de Chihuahua. Este año fui publicada con motivo de fotografía para la portada de la revista literaria Materia Escrita. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s