Tres momentos, tres reseñas

Marcela Guitiérrez | Imagen: Max R.A ||

Vertedero Cultural preparó una cobertura especial por el el Festival Internacional de Cine de Morelia, este espacio estará publicando entrevistas a creadoras y creadores, así como reseñas de cortometrajes y películas. ¡No se lo pierdan! Agradecemos a la gente de prensa del festival todas las facilidades para realizar las charlas.

1. Azul claro | Alfredo Castruita
Fotometraje

Isma y su mamá viajan por la carretera, pero él va preocupándose por el coche que vieron sin conductor ni pasajeros, detalle que pone al espectador en guardia. Este cortometraje propone un tópico que va ganando fuerza: un niño puede tener tanta razón como un adulto y aceptar los problemas con mayor profundidad. El filme alcanza la verdad de una forma desesperante y devastadora.

2. Funeral | Fernando Guisa
Fotograma

Zac se reencuentra con su ex-pareja, Rebe, para asistir al funeral de alguna persona que ambos conocían, después de años de distanciamiento. Se entiende que terminan tan mal que sus amigos se sorprenden por el hecho de que hayan vuelto hablarse.

Aunque llevan una conversación inestable, tras quedar con sus amigos para encontrarse en el funeral, se las arreglan para no dejar de hablar y pasar momentos agradables en el coche de Zac. Es en la última escena cuando Zac se decide a cumplir una promesa rota por su ruptura con Rebeca: enseñarle a manejar. Pero se da cuenta que realmente no lo necesita.

Un filme con los diálogos estrictamente necesarios retrata la añoranza de las personas que solían conocerse entre ellas y cómo el funeral de un conocido en común se vuelve la excusa perfecta para llorar el amor que no sabemos soltar.

3. Our Perpetual Now | Jorge Aguilar Rojo

Tom pierde a Elise inesperadamente años atrás, pero se ve obligado a enfrentar sus recuerdos para ayudar en una publicación importante.

En el viaje por su memoria, los recuerdos de Elise se asoman dolorosos, mas Tom logra centrarse en la voz de Elise y en todo lo que significa para él. La paz y el duelo se mezclan en el reconocimiento de las cosas eternas de la vida, como bailar.




Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.