Belleza en piedra

El camino para Perseo fue incendiado de estrellas. //
Alucinado con tanto resplandor //
sólo pudo mirar con odio //
y arrojado por su sed de valentía //
nunca miró a la sacerdotisa del templo de Atenea.